sábado, 28 de enero de 2012

Socialización: Lo innato y lo ambiental. Procesos de socialización

La relación que tiene el individuo con la sociedad es un tema que genera debate, hay numerosas cuestiones que han sido tema de estudio desde hace muchos años.
¿Es la sociedad algo más que la suma de individuos?¿Que hay de innato y qué de cultural en el comportamiento de los individuos?
Estas son dos de las cuestiones que generan más controversia, y ante ello se plantean dos posturas de ideologías totalmente opuestas:
-Innatismo: Defiende que la mayor parte del comportamiento humano vienen determinado en el momento de nacer, la herencia y el desarrollo neuronal definen los patrones de conducta de los individuos.
Esta corriente en su posición más radical negará cualquier influencia por parte del entorno hacia el individuo, a lo sumo reconocerá una mínima implicación pero no determinante en la conducta de este.
-Ambientalismo: Es la postura opuesta, defiende que es el entorno el que modela la conducta de los individuos. El ser humano es un ser plástico que se adapta a los cambios con los que evoluciona la sociedad. En esta corriente también encontramos una postura radical en la que entiende al individuo como una tabula rasa.
LO INNATO
Esta postura es defendida por ciencias como la genética y la biología.
Durante muchos años esta fue la postura con más peso, ya que se pensaba que las conductas de los individuos eran debido a las dotaciones hereditarias (por ejemplo los delincuentes, eran delincuentes por su semblante físico.) Pero debido a numerosos estudios científicos se ha podido demostrar que estas teorías no tienen peso argumentativo y que son erróneas.
Los avances de la genética y la descodificación del genoma humano aportan algo de esperanza a esta corriente de pensamiento.
El campo de la salud también muestra su inclinación hacia esta corriente y se apoya por ejemplo en la propensión hereditaria de la transmisión de algún tipo de enfermedades.
El innatismo se ha utilizado para justificar las desigualdades sociales, la subordinación de la mujer o de la raza, teorías que son incompletas y nefastas en la actualidad.
Otra defensa que hace el innatismo y que quita aun si cabe, más peso a su teoría, es la irresponsabilidad de los individuos frente a sus actos debido a que este ya está predeterminado cuando nace y no se puede hacer nada por cambiarlo.

LO AMBIENTAL
Es la postura que cuenta con más apoyo, es defendida por la sociología y la psicología. Esta teoría en la actualidad cuenta con más peso, es así, que se ha comprobado que hay una serie de características en los individuos que son universales en una misma cultura, por ello transcienden culturalmente de unas generaciones a otras (vínculos de parentesco, temas tabú etc.)
También adquiere peso al observar la conducta de nuestros antepasados (apoyados por ciencias como la etología o la paleoantropología) que demuestran que mantenemos conductas sociales muy similares a las de nuestros antepasados y que ello se produce por el intercambio de conocimientos dentro de la sociedad. La relación madre-hijo, relación macho-hembra etc. Son muy similares en épocas ancestrales que en la actualidad, o al menos tiene los mismos objetivos.

Desde mi punto de vista creo que ninguna de las dos teorías puede ser afirmada de forma radical, ni negada de forma absoluta.
Creo que ambas tienen cierta parte de verdad, es cierto, que parte de nuestro comportamiento viene innato, es heredado por nuestros genes pero eso no es determinante, las conductas se modelan en nuestra sociedad, se aprenden valores o conductas y se eliminan otras.
Si apoyásemos una de las dos teorías de forma contundente estaríamos cerrando cualquier tipo de posibilidad en un lado de cambio (en el caso del innatismo) y en otro estaríamos perdiendo la esencia de la herencia.
Creo que no somos productos ni hechos de fábricas, ni realizados en la calle, creo que presentamos unos valores o comportamientos de casa, pero que es la sociedad la que los fomenta o los disminuye.

Proceso de socialización.
Consideramos el proceso de socialización como la adaptación o inmersión de un individuo en una sociedad.
Para llevar a cabo este proceso el nuevo individuo deberá contar con características iguales o similares a los individuos que ya la conforman.
Las relaciones que mantienen entre ellos y como son la influencia más fuerte en jóvenes y niños, estos son detalles fundamentales para el proceso de socialización.
Pero la principal característica de una sociedad y sin la cual no será concebida como tal es la capacidad de contar con mecanismos que permitan la reproducción, para continuar con dicha sociedad.
Para llevar a cabo un buen proceso de socialización debemos tener fijado un grupo, que los individuos tomaran como referente para sentirse inmersos en el grupo, puesto que si no serán considerados como “raros.”

Pero lo ideal sería que perteneciésemos a un grupo porque nos sintiésemos identificado con sus valores, con sus ideales, con sus actos… seria así como de manera libre iríamos construyendo nuestra propia identidad.
Pero en algunos casos no es así, ingresamos en grupos por obligación, por coacción, porque es lo que está bien visto por la sociedad, formamos parte de un grupo con el cual ni compartimos ideales, ni valores, es aquí donde si encajamos en el grupo, pero no encajamos con nosotros mismos. Somos raros nosotros en nuestra persona.

"Nadie es como otro. Ni mejor ni peor. Es otro. Y si dos están de acuerdo, es por un malentendido" (Jean-Paul Sartre)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada